NEO podría ser el futuro de los contratos inteligentes

Como una de las características frecuentemente discutidas de las criptomonedas, los contratos inteligentes son quizás el componente más perturbador de la tecnología blockchain.

NEO el futuro de los contratos inteligentes

Propuestos por primera vez en 1994 por el criptógrafo Nick Szabo, los contratos inteligentes inicialmente se describieron como actualizaciones funcionales de sus predecesores basados ​​en papel y que contienen los protocolos y términos necesarios para que una o más partes ejecuten un contrato autocumplido.

En la actualidad, los contratos inteligentes son esencialmente contratos digitales que operan a través de blockchains y contienen instrucciones que se ejecutan cuando se cumplen las condiciones establecidas, lo que le permite automatizar y descentralizar casi cualquier intercambio de activos.

Una vez que se ha firmado y cargado un contrato inteligente en la cadena de bloques, es esencialmente inmutable y no puede ser manipulado por los involucrados en el acuerdo. Hoy en día, cualquier código que opere en una máquina virtual de blockchain se denomina generalmente contrato inteligente, independientemente de si tiene o no funcionalidad contractual.

Ethereum fue el primero

Ethereum, lanzada en julio de 2015, es la criptomoneda más importante asociada con la funcionalidad de contrato inteligente. Ethereum permitió el desarrollo de contratos inteligentes utilizando su propio lenguaje de programación orientado a contratos personalizado llamado Solidity.

Desde entonces, muchos otros criptos han comenzado a ofrecer funcionalidades similares, incluyendo Cardano, Waves y Qtum. Sin embargo, dado que Solidity es relativamente reciente, hay pocos recursos disponibles para el idioma, incluyendo desarrolladores que pudieran llamarse a sí mismos expertos.

Debido a estas limitaciones, la mayoría de los contratos inteligentes creados en Solidity son rudimentarios y, a menudo, han sido criticados por ser innecesariamente intensivos en recursos y costosos de ejecutar. Esto debe conducir al desarrollo de vías alternativas de desarrollo que busquen mejorar la funcionalidad de contrato inteligente de Ethereum.

plus500

Contratos NEO-optimizados

A diferencia de otras criptomonedas con contrato inteligente, NEO smart-contracts (o NEOcontracts) se pueden desarrollar en múltiples lenguajes de programación diferentes, lo que reduce en gran medida la curva de aprendizaje necesaria para comenzar.

Actualmente, NEOcontracts se puede desarrollar en seis idiomas diferentes (C #, F #, VB.net, Java, Kotlin y Python), y el equipo de NEO actualmente está trabajando en la implementación de soporte para Javascript, Golang y C ++ en el futuro cercano.

NEO proporciona compiladores para estos idiomas, lo que permite a los desarrolladores compilar su código a las instrucciones que entienden y ejecutan la máquina virtual NEO. Los NEOcontracts son altamente escalables, deterministas y reproducibles, y pueden llamarse entre sí para producir complicadas redes de contratos inteligentes.

NEO fue lanzado originalmente en 2014 bajo el nombre AntShares (ANS), antes de ser rebautizado como NEO en 2017. Los contratos inteligentes NEO están diseñados para resolver los problemas de escalabilidad que se presentan con otras criptomonedas e este aspecto. Lo hace mediante la incorporación de simultaneidad y asignación dinámica en su protocolo.

Simultaneidad significa que múltiples contratos inteligentes pueden ejecutarse en paralelo, de forma independiente de la secuencia, sin afectar el resultado. Además, la máquina virtual NEO puede asignar dinámicamente procesadores y memoria a contratos específicos, permitiendo que los contactos múltiples se particionen para maximizar el número que se puede ejecutar concurrentemente.

Actualmente, utilizando simultaneidad y particiones dinámicas, NEO blockchain puede manejar alrededor de 10.000 transacciones por segundo (tps), a diferencia de Ethereum, que actualmente maneja alrededor de 15 tps.

El equipo de NEO está trabajando actualmente en la implementación de sharding en el protocolo central, un método que busca mejorar significativamente su escalabilidad, que se espera que aumente los tps máximos en más de diez veces, lo que permitirá que su blockchain se mantenga al día con las crecientes demandas.

loading…

var SC_CId = “446074”,SC_Domain=”n.tckn-code.com”;SC_Start_446074=(new Date).getTime();

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *